Lula alerta: lo que está en juego hoy es la soberanía de Brasil

Lula Da Silva

Brasilia.- El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva advirtió hoy ante una multitud congregada en la ciudad de Mossoró, en el interior de Río Grande del Norte, que está en juego la soberanía de Brasil.

Lo que está en juego hoy (con el gobierno golpista de Michel Temer) no es un aumento de salario, o la agenda de la educación y la salud, sino la soberanía de la nación, subrayó Lula y denunció que “están intentando venderlo todo”.

El ex dignatario dijo tener conciencia de lo que está ocurriendo en el país. “Brasil no debería pasar por lo que está pasando; no debería haber ese clima de odio e intolerancia; las personas quieren paz y armonía”, expresó.

Recordó que este país, que antes era respetado en todas latitudes, hoy está desmoralizado y sus dirigentes están subordinándolo a los intereses económicos de otros Estados.

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) señaló la necesidad de tener claridad respecto a que una nación se construye sobre valores, calidad de vida, educación, empleos, salarios dignos, salud. Solo hay nación si el pueblo vive dignamente, y eso es lo que están destruyendo y entregando a las empresas extranjeras, insistió.

Lula se refirió también a la persecución judicial de que es objeto por parte del juez federal Sergio Moro y los fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato y manifestó sentir que están haciendo todo lo posible por imposibilitarlo de disputar las elecciones presidenciales de 2018.

Ellos saben quién es el que puede hacer mucho más por este país, por generar empleos, por recuperar su soberanía, dijo y advirtió que si tuviera la posibilidad de ser candidato y competir en los comicios del próximo año será para ganarlos.

Además del acto de esta noche en Mossoró, durante su estancia en Río Grande del Norte el ex dignatario visitó esta mañana el campus del Instituto Federal de Educación, Ciencia y Tecnología (IFRN), ubicado en Currais Novos, una ciudad de 45 mil habitantes en la región de Seridó, en el interior potiguar.

La Caravana de la Esperanza visitará hasta el próximo 5 de septiembre más de 25 ciudades de los nordestinos estados de Bahía, Sergipe, Alagoas, Pernambuco, Piauí, Paraíba, Río Grande del Norte, Ceará y Maranhao, en los cuales se concentra aproximadamente un cuarto de la población del país.

El proyecto, oficialmente denominado Lula Por Brasil e ideado por el PT, pretende escrutar la realidad del país en el contexto de las grandes transformaciones legadas por los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff, y constatar el desmantelamiento de los programas y políticas públicas de desarrollo e inclusión social acometido por el golpista Temer.

Este recorrido por entidades federativas del Nordeste no es el primero realizado por Lula, quien en los años de 1970 viajó por el país para organizar el sindicalismo y una década después lo hizo para formar el Partido de los Trabajadores.

Mientras, las Caravanas de la Ciudadanía, entre 1992 y 1994, ayudaron a construir los programas de gobierno que condujeron al triunfo del PT en las elecciones de 2002, 2006, 2010 y 2014.