Copppal

OPORTUNIDAD O DESVENTAJA?

Por Martín Rodríguez

En la víspera de conocer resoluciones y avances en el Senado de Estados Unidos, acerca de la Reforma Fiscal propuesta por Donald Trump; el Consejo Internacional de Empresarios (Coine) ya trabaja en un plan de contención direccionado al impacto que dicha reforma tendría en nuestro país, ya que resultan de gran relevancia las acciones que emprenderá toda la Iniciativa Privada (IP) nacional para prever los escenarios que se sumarán al, ya de por sí, “complicado” proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Recapitulando, el actual Presidente de Estados Unidos continúa con su política “defensora” de los intereses de su país, a costa de llevar a cabo transformaciones sustanciales, que en la mayoría de los casos (TLCAN y TPP, por ejemplo) no contemplan el impacto a terceros, sobre todo en el ámbito económico y comercial.

El Presidente de Estados Unidos desea lograr su primer triunfo legislativo, lo cual se daría si los senadores republicanos aceptan dar luz verde a su proyecto de Reforma Fiscal, que, en esencia, propone reducir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para corporativos, personas físicas y morales, así como la aplicación de un Impuesto de Ajuste Fronterizo a las Importaciones, para compensar la reducción en los impuestos que dejarían de pagar los norteamericanos.

Para México, el panorama en primera instancia resulta lúgubre porque perdería competitividad a nivel empresarial, ya que, en definitiva, la tasa de impuestos imperante en ambas naciones (EU y México) contrastaría, otorgando mayores beneficios para las inversiones en Estados Unidos de Norteamérica.

No obstante, un trabajo perfectamente delineado y en donde se sumen esfuerzos del gobierno, encabezado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Consejos como el Coine, Cámaras de Comercio y empresarios, para desarrollar un Plan de Trabajo donde se establezcan las acciones a seguir, permitirá afrontar y contener los cambios que se avecinen en materia fiscal.

El margen de acción para México luce complicado y muy estrecho; sin embargo, se cuenta con el material humano para realizar un análisis pertinente, que constituya la línea de movimiento ante el futuro de las relaciones comerciales con el vecino del norte, así como del crecimiento económico en general.

El posicionamiento del Coine se direcciona a sumarse a las voces de otros actores del escenario económico y político mexicano que recomiendan a la SHCP incrementar los incentivos para el arribo de inversiones extranjeras y mejorar los ya existentes.

Por otro lado, continuar con la mirada introspectiva al mercado nacional, donde se puede facilitar el apoyo a los inversionistas mexicanos, ya que, como lo he reiterado en diversas ocasiones, se necesita brindar respaldo y acompañamiento a las Pymes, porque se constituyen como la mejor herramienta para incrementar el “match de negocios” en los mercados internacionales, al menos en aquellos en donde México tiene presencia y un “track record” comprobado.

Además, la aprobación de la Reforma Fiscal de Trump podría acelerar el accionamiento de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), ya que yacen como un “oasis” de confianza y estabilidad para la llegada de capital extranjero. Ello sin mencionar que, además de las inversiones provenientes de Estados Unidos, podemos voltear a otras regiones donde existen empresarios interesados en proyectos mexicanos atractivos.

Lo anterior lo he podido constatar durante las giras de vinculación empresarial que he encabezado como presidente del Coine a diferentes naciones de Latinoamérica y El Caribe.

Quiero aprovechar este espacio, para enviar un afectuoso abrazo a todas las familias de nuestra región, deseándoles sinceramente que el próximo 2018 sea un año lleno de Paz y Prosperidad.

Add comment